beirre

Ser verdugo

Yo quería ser verdugo
de mi blanca piel,
y quería ser testigo
de una vida triste y cruel.


Quería bailar en el fuego,
quemarme como el papel,
lucir cómo un diamante
antes de morir al amanecer.


Suspirar como el viento
y cuando quiebre florecer,
pero soy como un desierto;
me comienzo a deshacer.

 

Comentarios1

  • Melany Devia

    A veces no necesitamos darnos tan duro para brillar, porque la luz que llevamos dentro sale rebosante por nuestros poros :3
    Muy bonito tu poema,
    saludos!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.