James Daniel De La Guardia

Bésame, Tócame y Ámame


Bésame;
Como si el universo dependiera de eso.
Tócame;
Como si fuera mi último tiempo.
Y ámame;
Como la última noche que estuve contigo.
Bésame;
Como si fuera el último beso.
Tócame;
Como si fuera la última caricia
Y ámame;
Como si fuera la primera vez.
Bésame;
Como si tus labios fueran mi abrigo.
Tócame;
Como si fuera un diamante.
Y ámame;
Como si estuvieras locamente enamorado.


Dame tus ojos,
tu luz y mirada.
Dame tu fuego,
tu esencia y savia.
Dame tus sueños,
tu vientre y alma.
Dame tu aliento,
tu voz y palabras.
Dame tu cielo,
tu tierra y alba.
Dame tu hambre,
tu sed y tus ansias.
Que te he dado todo,
mi ayer, mi hoy y mañana.


ÁMAME
ÁMAME AHORA NO MAÑANA PORQUE PUEDO NO ESTAR
TÓCAME SOY DE CARNE Y HUESO
BÉSAME CON UN BESO DE TUS LABIOS ARDIENTES
ÁMAME MAS DE LO QUE YO TE AMO Y ABRÁZAME
CON EL FUEGO DE TUS BRAZOS QUE CALCINAN
DÉJATE AMAR POR MÍ QUE TENGO MUCHO AMOR
PARA DARTE Y QUIERO SENTIR TU CUERPO ENCIMA
DEL MIO Y LLEVARTE A SER FELIZ COMO NUNCA HAS
SIDO. TÓCAME SIGO VIVA SOLO POR EL DESEO DE
SER TUYA Y TU MÍO. BÉSAME DE LOS PIES A
LA CABEZA Y ÁMAME,TÓCAME Y SIENTEME DENTRO DE TI
Y LLÉVAME A TUS LABIOS Y AHOGATE CON MIS BESOS.


Como voy a darte mi luz
ni mi mirada,
si soy alma libre
con sed y ansias.
Te doy mis versos
mi presente y mi
mañana;
pero no mi esencia
ni el amor de mi
mirada.
Soy diamante en bruto,
soy paz, soy calma,
y tal vez algún día
una poeta enamorada.
(Nuria)


Amarte, Besarte, Acariciarte
Podría amarte bajo la lluvia,
amarte en desnudez desnuda,
amarte en ausencias y deshoras,
amarte hasta la luz de la aurora.
Podría besarte el alma y la boca,
besarte de sol, de mar y olas,
besarte enredado entre tus lunas,
con los labios secos y sin fortuna.
Podría acariciarte hasta los huesos,
acariciarte con la más sublime locura,
acariciarte con las manos y los dedos,
para sacarte notas de música muda.
WandaÁngel


Ese amor que es locura
que lleva la esencia
que a mi cuerpo calma.
Ese amor, desbocado
que al ocaso me ha
deslumbrado; ese amor
que no desprecio y si
aprecio...
Ese amor, ya es mi deseo.
Un deseo al anochecer y
un deseo al amanecer;música
muda que llega con desatino
y por eso no sacio mi sed.
Ese amor que me deja desnuda
con solo probocar la mirada,
es locura transitoria, hacia
el vergel de mis delicias;
allí perdí la razón.
Ese amor que el alma desvela
y que perdió todo argumento,
es el lucero de mi desaliento.
(Nuria)

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.