CrisRod

Mientras Dormías.

 

 

Admirándote en tu dormir

Con una serenata de grillos

Vivo la eternidad de un suspiro

En nuestro lecho de amor.

 

Quien hubiese imaginado siquiera

Que un bruto como yo consiguiera:

El amor de una bella doncella

La felicidad de tu ser en mi piel.

 

 Recuerdo el día que te conocí

Ni el canto de las aves fue presagio

De lo que frente a mis ojos ocurrió

Encontraría en ti el amor de mi vida.

 

Precioso tropiezo que nos unió

Tu llenando mi vida de amor

Yo amándote hasta la eternidad

En la densa noche nupcial de pasión.

 

Hoy tienes a tu hombre al lado

Que  solo a ti se ha entregado

Y gustoso concedo mi libertad

Para vivir libre mi amor.

 

Comentarios1

  • nellycastell

    Versos muy bien logrados amigo Cris, lleno de reflexiones y con ese deseo de esperanzas renovadas, un abrazo y me lo llevo a mi rincon. Abrazo.

    • CrisRod

      Gracias querida amiga por tus palabras, un gusto leer tus comentarios.

      Abrazos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.