Francisco VV

Membrillo, dulce membrillo

 

Quinceañero eterno,

yaces en el limbo.

Naturaleza viva

que viola tu sentido.



Aroma a terciopelo,

dulce, pueril y lindo.

Sabor dulce lija,

golpe bajo místico.



Mi dulce de membrillo,

otoño y mediodía,

pan, miel y quesillo.



Mi dulce de membrillo,

juventud y nostalgia

por el tiempo perdido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.