Adriana Lobatón Caller

El despertar del amado

Para sentir falta y el amor vaga

Aquella sonrisa alberga y no llena

Corazones que drenan o no piensan

Dos hacen falta o más personas llegan

 

Palabras se dicen sin sentir pleno

Oídos gustosos de mentiras serenos

Tacto conforme a tus manos se hicieron

Olores que anuncian el floral desierto

 

Despegar del suelo con un deseo

Los ojos del amado se vuelven eternos

El amado se vuelve el peor de los ciegos

Y los colores de la amada acaba perdiendo 

 

Ya han pasado varias lunas de aquel encuentro

el amado no tiene claro si la amada fue solo sueño

Ahora que despertó de sus egoístas deseos

La amada cerró los ojos y solo quedó el silencio.

 

Comentarios1

  • Eduh Siqueiros

    la ardua tarea de superar los egos hacia la supremacía del amor.
    muchos saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.