R. Gruger

Ahí están ellas!!

Y me miré al espejo,

y ahí estaban ellas!...

atrevidas, desafiantes,

las arrugas...

y un montón de hebras blancas

coronando mis sienes agotadas

por el paso del tiempo

inexorable y raudo...

 

Esa piel que fue tersa y deseada

hoy se encuentra reseca,

sin brillo ni atractivo alguno

que haga volver la mirada.

 

Y los ojos, carbones que ayer fueron

en mi faz dos luminares,

apagados cual estrella moribunda

en el ignoto espacio.

 

Y si bien todo envejece

como parte de un convenio con la vida,

me quiero resistir a este destino

de ver mi voluntad vencida.

 

Y la agonía parece que se crece

y se torna falaz e irrefrenable,

...Sólo me resta mirar sin esperanzas

de los años el paso inexorable.

 

R. Gruger / 1985

Comentarios1

  • laura correa

    Lindo poema y que tema, a todos nos cuesta
    ver el paso del tiempo en nuestra piel,
    Pero lo mejor siempre esta por venir
    te felicito
    un abrazo

    • R. Gruger

      Laurita, gracias por tus palabras. Y es cierto lo que dices, el paso de los años sobre nosotros, nos atemoriza. Pero, si pensáramos que esto es INDECLINABLE, INEXORABLE, E INMANCABLE, pues, tenemos que aprender a vivir con eso.... Es parte de la vida... y tiene su gracia y buenos momentos. Hoy por ejemplo, me acaban de anunciar que ya soy "BISABUELO",que te parece!... Cuando vi la foto de mi pequeña biznieta, me emocioné... Dios te bendiga. R. Gruger



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.