adictoalcafe

IRONÍA

Yo entregué todo mi amor,

sin pensarlo, sin dudarlo,

 y tú lo pagaste con dolor.

 

Dí los suspiros, la calma
mil noches, mil desvelos,
y tú me robaste el alma.

 

Entregué hasta mis huesos,
la propia carne, el Ser,
y no tengo ni tus besos.

 

Acuñé todo lo vivido
la alegría, la nostalgia
¿y qué me queda?, ¡sólo olvido!

 

Tú fuiste toda mi vida,
y me pregunto ¿qué eres?,
¡ya nada!, desde tu huida.

 

Ironía, si tú fueras Ella,
no te perdería.
Ironía, siempre fui suyo,
nunca fue mía.

¡Ay ironía!

 

SALO.

Comentarios2

  • Ana Blanes

    Precioso el poema, con mucho sentimiento. Llega al corazón.

    • adictoalcafe

      Mil gracias Ana y tu grato comentario es una caricia para el mío. Muchas bendiciones.

    • Yamila Valenzuela

      Cantándole a la nostalgia y a esa tristeza por un amor ido; Las que hacen que salgan lindas letras como estas. Eso es muchas veces el amor.
      Apapacho querido Salo.

      • adictoalcafe

        Mil gracias mi querida Yami, por apreciar mis sencillos versos así; con tanto cariño.

        Te mando muchos abrazos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.