Gata_Azul

Era una soleada tarde de primavera,

tú descendiste por las escaleras

como un ángel desciende del cielo,

yo ya había puesto mis ojos en tí

antes de que tú ni siquiera me vieras

supe que eras tú, te reconocí al instante

lo hubiera hecho entre millones de personas,

lo hubiera hecho con una venda por delante.

Las miradas cruzadas, las sonrisas expuestas

tu dulce boca de niño curvada.

Ante mí, apareciste esa tarde

como un rayo de luz que se abre paso

entre la densa oscuridad,

entre la impenetrable niebla,

como la brisa a través de una ventana

al alba abierta,

tú, me susurró la brisa al oído

tú, resonó en el hueco de mi alma

eres tú, te dije mirándote y asentiste

aunque lo que realmente significaba, 

nunca jamás lo supiste.

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Manuel Antonio Guzman

    Precioso poema. Mis saludos para ti desde República Dominicana.

    • Gata_Azul

      Muchas gracias por tus palabras, saludos desde España 😊.

      • Manuel Antonio Guzman

        Es todo un placer leerte. Saludos desde República Dominicana.

      • 🎗LuIs AngeL

        Un final divergente... buen final!🙂

        • Gata_Azul

          Muchas gracias! 😊Un abrazo

        • Mily H.V

          Bello poema Poeta, no me espere ese final pero me encantó leerte de principio a fin..
          Saludos cordiales.

          • Gata_Azul

            Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te gustara, saludos 😊.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.