Saturno.

Herida

Comprendió el significado de su dolor,

miró con calma aquella danza destinada a la muerte,

sintió el último beso eterno de lo inevitable 

y se enamoró de un hombre amable con su corazón,

que, desliza sueños sobre su piel y deja fe entre las pestañas de cristal.

 

Concedió el deseo a sus ojos huidizos,

guardó para sí la belleza de las lágrimas

y tatuó en el alma la promesa cautiva del esporádico "para siempre". 

Comentarios2

  • Lindemann

    Bendita obra profunda
    ¡Simplemente la mejor!

    • Saturno.

      ¡Gracias por leerme!🌼

    • Jana-Maia

      Me gusta Anna Varney :)

      Me evocan a In der Pälestra tus versos.

      Lindo.

      • Saturno.

        ¡Gracias!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.