pani

HISTORIA DE UN BESO...

 

Tiene la belleza de la aurora,

y sin corona... aún se exhala

como el viento,

despierta sus horas de amarillo

zaherido de lirio a su cuidado.

 

No hay minuto...

que en su boca se nos muestre,

entre rosas se engalana

en su premura,

 

jardín desnudo

en su frescura...

herido de labio enamorado.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.