Erato.

Y no olvidar

Pido a los segundos que en mi mente yo te tengo, que allí puedas tenerme contigo;

Y que en las milésimas de vida que gano de pensarte, el roce de mi amor te alcance hasta lo eterno. 

Y no olvidar.

Comentarios1

  • César C. Barrau

    Esta belleza es singularmente atractiva, hermosa; es tan hermosa como un rayo.

    Me gusta tu fluir literario. Es propio de los poetas escribir sin esfuerzo, fluyendo... Es lo que más me atrae de la poesía y que rara vez tengo la ocasión de contemplar o poner en práctica.

    Bueno, los grandes, ya sabes, pues sí, en casi todos se aprecia...

    Esta en particular es como un rayo, porque me ha impactado.

    Lo que hace es llegar dentro , en el centro de mi universo, justo donde se da la historia que la poesía expresa.

    Me alcanza y me desmonta. He estado desnudo el tiempo de re-lectura disfrutando de los versos encadenados (me encanta esa fluidez simple [absoluta])

    Si su inicio es como el de los rayos, que parece ser parten de otra dimensión, su cierre es un bombazo, tal cual ocurre cuando impactan cerca y nos despiertan de nuestra falaz seguridad antinatura.

    Lo que quiero decir es que una parte del poema es siempre la energia que lo impulsa. Y en esta ocasion es energía que procede del interior, en ese lugar tan intimo que es el pensamiento en donde en ocasiones refugiamos el amor.

    Oh belleza, alcanzame entero!

    Pedirle al tiempo que haga algo por uno es como pedir al negro universo que nos done una estrella, asi para uno sólo, y que ilumine durante milenios nuestro sueño tan particular y perfecto.

    Ne encantó

    Podría seguir hablando del poema eternamente.

    Un gusto es conocer tu obra

    Saludos

    • Erato.

      Gracias, gracias, gracias!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.