SoyNadin

Me dejaste

Sabías como me sentía, quien era y donde estaba.
Aun así, decidiste dejarme a merced de un pensamiento
Suicida de atardeceres sombríos y arenas blancas.


Sospechaba que por ser quien eras y porque fuimos lo que fuésemos
Responderías o fingirías interés al menos, pero no.
Me dejaste pretendiendo que nada pasaba, como siempre asumiendo
Que sé, otorgándome afirmaciones y relatos que jamás
Tocaron la puerta de mi conciencia.

Me dejaste al compás de in viento de otoño sabiendo
Que era mi despedida, queriendo parecer sorprendida
Y aun así yo te quería y te busqué.

¿Qué gané?


Lo mismo que siempre ganaba a tu lado...Ilusiones.

Pero esta vez... abrí los ojos.

 

Comentarios1

  • šŸŽ—LuIs AngeL

    Siempre crecen las ilusiones,
    Vuelan muy alto los aviones
    Y se estrellan como camiones ...

    • SoyNadin

      Muy cierto.
      Es difĆ­cil mantener una ilusiĆ³n
      cuando el camino se ha abandonado
      cuando de desconoce la pasiĆ³n
      y acabamos socavados.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.