jacqueline Sellan

Del libro "soy una isla", poema 3


AVISO DE AUSENCIA DE jacqueline Sellan
Todos mis poemas tienen derechos reservados.

Cuando baila la luna sobre las montañas

su aquelarre maldito de sangre y velos negros,

ese mar que tiembla en nuestra sangre

alza  olas estrepitosas de locura,

blanda espuma reemplaza al pensamiento,

la lógica se hace añicos 

sobre rompientes iracundas,

y el insomnio se vuelve áspero

como los acantilados de mi infancia.

Cuando la luna impúdica

pasea su vientre grávido

de pesadillas infames,

se abren oscuras y desconocidas compuertas

y todos los monstruos, desbocados,

se precipitan en nuestros manantiales

a babear en las aguas cristalinas

su azufre fétido y mortal.

 

Cuando la mentirosa luna

simula un quieto lago de marfil dorado,

cierra tus ventanas,

pon gruesas cortinas en tu alcoba,

y huye,

huye en un sueño de verdes praderas

o de quietos cipreses,

escóndete en un sueño soleado y claro

y busca en él tu verdadero corazón

olvidado un día en la playa

a orillas del mar.

 

Comentarios1

  • Carled

    Ud si es poeta... yo aun soy un humilde versero... Permitame felicitarla , escribe maravillosamente.

    • jacqueline Sellan

      Gracias Carled, pero no seas humilde, no sé cuanto tiempo lleves escribiendo, pero la musa está contigo.
      Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.