ENRIQUE HORNA

XV

L a vida y sus sombras

Sus lunas

Sus soles

Espejos colgados

Del tiempo.

 

El manso silencio

Reposando en el tímpano

De los augurios

Moldeado camino

Con polvo y piedra

Como los primeros

Destellos del universo.

 

Un árbol caído

Otro elevando su estatura

Marcando cada huella

Del sendero

Los cuerpos tienen sueños

Curiosas aspiraciones

De los días nuevos.

 

Las pieles se curten

Los poros ríen

Son incondicionales

De la ternura

La sangre hirviendo

Amamantando la humana

Voluntad de las noches.

 

Infinidad del ser

Sufriendo cada grano

Del destino

Exorcizando la suerte

Decorando la esperanza

Anunciando lo incomprensible

Es el ritual de la lluvia

Para empezar otra vez.

 

EH                              



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.