El Teporocho

Un Chilango en Monterrey


Hace algunos años, cuando estaba en primaria, ok, hace muchísimos años, por razones de trabajo de mi papá, nos fuimos a vivir a la bella ciudad de Monterrey.
Al principio todo parecía indicar que sería una gran aventura, y lo termino siendo, pero hubo que pasar mil y una peripecias y todo debido a algo que jamás imaginé que fuera a causar problemas: ¡El idioma!

El primer problema con aquel extraño “idioma” lo tuve en la papelería, resulta que pido un folder y me dicen que de eso no tienen, extrañado le digo:
- Uno de esos que está ahí” - ¡Ah un legajo!
- También déme un yurex
- ¿Un qué?
- Un yurex, uno de esos que esta allá
- Se llama cinta scotch
Y ya de plano le dije
- Déme una cosa de esas que sirven para borrar (goma en el DF) porqué no se como se diga en su idioma.
- Se llama borrador.

Así comenzaron mis aventuras en esa bella ciudad, donde aparentemente hablan español, pero que español, un lugar donde llega tu amigo y te dice:
“Oye vato pichate las sodas”, DF “Oye wey disparate los chescos”
Mty “Se le cayó una copa a mi mueble pasando la joroba” DF “Se le cayó un tapón a mi nave pasando la loma”
Los regios puchan al huerco mientras en el DF empujamos al chamaco, en Monterrey te piden chansa mientras en el DF te piden chance, los regios se enzoquetan y no es que se vuelvan torpes, es porque allá el lodo se llama zoquete y si ya se enzoquetaron se tienen que bañar para lo cual usan el estropajo y todo esto es porque en Regio York así se llama el zacate, supongo que le llaman así porque la palabra ya estaba ocupada, porque el pasto regio se llama zacate y ya que andamos por las calles norteñas, hay que tener cuidado con las boyas que no son otra cosa mas que topes y si llegan a ponchar una llanta hay que buscar una desponchadora, no, no es una señora gorda y fea, es la vulcanizadora y para el calor nada como un delicioso raspado, claro que si lo piden así en la Sultana del Norte los miraran con cara de ¿”Juat”? hay que pedir un yuki, también hay otra cosa llamada trolebús y quien crea que es un camión eléctrico de pasajeros se va a llevar una sorpresa, pues se trata de una especie de raspado de sabores naturales, los duritos son chicharrones de pasta (no los de cerdo).
Me la curo: Cuando lo escuche por primera vez, pensé que era que andaba crudo u algo así, pero no fue así, me la curo significa algo parecido a me cago de la risa. Si te equivocas o la riegas no te dicen pendejo, te dicen puñetas que viene de la palabra puñeta, que quiere decir, esteeee, esteeeee, bueno mejor hagan el favor de seguir leyendo y de las que más recuerdo y jamás supe de donde o porque era, en alguna ocasión al salir de la secundaria escuche que comenzaban a gritar “oso, oso, oso” y vi que muchos corrían o se apresuraban a un cierto lugar, yo si me espante, dije "pos ya se salió un oso del zoológico", pero pudo más la curiosidad y pues ahí voy al chisme y nada resulta que el tal “oso, oso, oso” era el indicativo de que iba a haber un pleito de esos de “nos vemos a la salida”.
En fin estas son algunas de las peripecias que sufrí en Regio York con su extraño idioma, aun así tengo excelentes recuerdos de esa bella ciudad y de su aun más bella gente. AJUUUAAAA

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.