Joan Desobediente

Asíntota


Se siente como arde,

Como arde el pecho y sus latidos…

Se siente pesado, como cuando caminas al olvido…

Las experiencias, que parecen no olvidarse de mi,

Recuerdan la pesadez de la existencia.

 

Amargas horas en las que pienso en lo que no he sido…

La estreches entre lo que soy y lo que imagino,

Siempre se torna en una asíntota agónica,

En un juego macabro de posibilidades.

 

Un silencio en medio  del caos…

Un punto ciego en la cotidianidad,

No soy, ni he sido,

Vacío, vacío…

 

Pintar de colores grises las paredes,

Sonreír aunque no quiera,

Pensarse aunque duela,

Reconocerse sin mentirse,

Morirse sin haber vivido,

Siempre lo Mismo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.