urescritor

ERGUIDO DURANTE MI EDAD PROVECTA

 

[A mis hijas Alejandra Linssey, Gretel Sally y Venus Kelly]

«En cubículos universitarios que ocupé, y en mis habitaciones, siempre tuve [ahora digitalmente] retratos de mis hijas: registros de sus momentos bebé, cuando crecían, pubertad, ya adolescentes y en despegue libertario-maravilloso hacia las formas de vida que eligieron. Nada fue [es, será] más importante en mi existencia que ellas, pero, se aproxima el tiempo que, orgulloso de haber participado en sus nacimientos, escinda de mi ser físico sin inculparme ni reprocharles nada, ni a otras personas, de sucesos que de mí dependieron»

(Alberto JIMÉNEZ URE)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.