bernardo cortes vicencio

Animales concéntricos: disturbios visuales #33

Después de varios años se da por entendido que los ratones son bisexuales, y que las cucarachas contienen una autentica evolución, y por su gran diversidad son completamente antisociales- pero se llevan bien- una plaga de parásitos que no se matan con ningún contenedor químico,  viven en las cloacas y murmuran en los bebederos sociales, -entre los desagües de la  historia- aunque se pueda  pensar que la ciencia es un ovulo espiritual dentro de la filosofía en su antigua versión de ser eterna y que la iglesia planteó la teoría del juicio final para atraer a la ignorancia y darle al mercado la obscura tripa de los perros, las que oculta el vaticano  bajo la anestesia de las bestias, una mafia de violadores entre la corrupción del clero y la pedofilia, pero hablar de la evolución solo la entendería el genio y su grandeza,  en la gran extensión hecha conocimiento, -entendimiento  y talento- mas no así a la   palabra para poder pintarla en la lengua humana, como si fuera  el Renacimiento de hoy pero con la versión más antigua, nada asusta si estas en el libro Guinness, nada asusta si se ha bajado la tasa del analfabetismo, si el virus informático se ha agregado a tu computadora, nada asusta que la nueva ley de matrimonios sea lésbica, y los desaparecidos sean simultáneos en  los estados del país, pero hablar de ti,  de la edecán y su gran movimiento bien logrado en los días fértiles en que los gusanos les gusta lo podrido, diría Picasso: La gran figura en la pared, solo eso y darle una credencial para votar o hacerle un boceto de levanta piernas o una maldición en el espejo entre los Valores Personales de René Magritte,  eso sería como un voto popular para sentirse la gran modelo de la élite literaria  en la reelección, créeme que las epidemias existen en un poema colosal de García Lorca, créeme que serias inmortal en la nueva constitución política o/y en la nueva factura del capitalismo, esa manera perezosa de entrar al sistema parece funcionar, es entrar al servicio del poder capital. Dicho de otro modo la mercancía es tan frágil y la economía abierta para la ganancia individual de cualquier partido, tú el que se manifiesta con la insignia del dirigente, tú la histérica de la sociedad, y la socia del club la que consiste en lamer el hueso en los seminarios -algo parecido a la función de los idiotas- , los he visto arrastrase y andar entre las calles de mi pueblo, en esa calles  angostas y cortas y mal iluminadas           aunque siempre haya un buen Propuesto de vivir de alguna manera astuta y darle una educación urbana al pueblo pero jamás insulsa, -dicen-,  aunque se pueda entender el veneno pero no el remedio, aunque se pueda entender que la mierda es el pez en el anzuelo aunque   los hijos de México tengan la beca pública. Pero te hablo a ti, si a ti, la de las uñas postizas, a la ternura fiel, la de las orejas galardonadas cuando disimulas rascarte el glúteo y te corriges el pelo y el  aburrido acento donde no se permite vomitar la sobredosis de lame hue.., junto a la democracia que finge tocar el hombro al talento, finge como finge la larva en los bolsillos. Quiero entender que el socialismo es un huevo que nunca ha sido esterilizado dentro del organismo mezquino de la avaricia.  Alguien dijo que hay que acercarse a los que están en el vuelo…pero eso es otra historia de la que merece mencionarse en esa evolución cronológica como circo estelar del hombre y las siglas abreviadas de la política. 

 

Bernardo Cortes Vicencio

Papantla, Ver, México

11:0620012020



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.