Iddadark

Las Sombras del llanto 18/1/2020


A tí, lector,¿alguna vez has sonreído a la vida?,
¿Alguna vez sentiste dolor y a la vez lo que no es dolor?...
Sonreírle a la vida es hablar,
hablar al silencio y a la soledad.
Al mundo;
Sentir dolor y lo que no es dolor,
son las lágrimas de mis cascadas,
que están clavadas a dolor en mi espalda.
...Es el grito de mi voz.


Soledad y sus sombras:
Soledad divina y pedagógica
que te limpia de orgullo
y llores de felicidad.
Esa soledad es el campo de batalla
que viste a poetas y soldados
con sus mejores armas.
Soledad maligna y coercitiva
que te humilla sin parar,
te enfermes y caigas al abismo.
Esa soledad es la noche oscura
cual tentación desértica
donde la carne es puesta a prueba
para no dar marcha atrás.


Y aunque el verso no fluya,
Deberás crear sin ataduras,
Que la vida puede ser dura,
Pero tu no sabes de corduras,
Pues bien sabes de locuras,
Y aunque no encuentres la cura,
Sabras que tu ternura,
Guiara tus travesuras,
Y al mirarte procura,
Este soy yo sin ataduras.


Ser soliloquio,
es ser real contigo mismo,
no te mientes, no te odias,
te amas y quieres que todo salga bien,
no le vas a nadie,
sino que le vas a tu yo interior,
a tu ego,
y son aquellas sombras del llanto,
las que empiezan y no acaban cuando comienzas a llorar,
sin sentir la fuerza extraña del dolor,
nada de dolor,
que el dolor es pasajero,
como son esas sombras del llanto...
Zoraya (EMYZAG)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.