Claudio Ernesto Poeta

Contrato bajo el brazo

A ella, cuando se da cuenta que es capaz. 

 

La notaría se disolvió 

con hambrientos pasos deslizose

cruzó Alameda intentando respirar 

y esquivando los jugos intestinales del huanaco

con su contrato bajo el brazo.

 

Contrato recién nacido

con planes y proyectos

un río esperanzador

dispuesto a los sueños

un nuevo continente contra la desolación.

 

Contrato bajo el brazo, avanzó

la esperaba el destino de colores nuevos

una firma que fraguó el sudor

un número de carné con promesa de diamantes

con los que horadar los fantasmas

cuando se quieran tragar la calma.

 

Quedó atrás la notaría

la esperaba un rincón en el mundo

llamado hogar.

 

Claudio Ernesto



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.