Eric Ruiz Alvarado

GUITARRA Y BOHEMIO

Ven guitarra estampada en madera fina,

labrada en delicados detalles

que destacan el aroma

y la fina piel que te hace sonora.

 

Déjame ser el bohemio para que juntos

seamos caricia,

seamos susurro de quinta,

séptima y novena.

 

Concibe el éxtasis rítmico que brota de mis manos

en notas cautivas que emanan de mi cuerpo

para hacer pentagramas de romance.

 

Yo, bohemio y amante,

encajaré mis dedos en tu cuello

hasta despertar sutiles matices

que inciten vibraciones en tu limbo curvilíneo.

 

Tú, guitarra amada,

responde al contacto de mis dedos

en las fibras de tu esencia.

 

Suena y aspira el constante deambular

de células multiplicadoras,

que ascienden y descienden sin tropiezos

en el claroscuro de tus notas.

 

Vibrante armonía de compases

exaspere tu quietud,

pasión de ayes y quejidos

transportados en música que inspira

el candor de tu inocencia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.