Lidia

FUISTE MI DESPERTAR

Cuando llegué a la adolescencia

de mis auroras fuiste el resplandor

supiste hacer que de mi alma brotaran

tentaciones, sin poder tener control

 

Me robaste el alma con tus besos

me sentí con alas y quería volar

y no podía entender, que esos deseos,

eran solo fantasías de mi despertar

 

Del amor, aprendí de sus desvelos

y sentí el hechizo de aprender amar

me hiciste conocer un mundo nuevo

y te eregí en mi alma un altar

 

La vida, en esa etapa es puros sueños

y se piensa que el amor solo es bondad

porque el alma está siempre soñando

y no imaginas, que existe falsedad

 

Ahora, en lontananza veo recuerdos

que viví en ese hermoso despertar

donde la mente vive fantaseando

y solo el tiempo, te va haciendo cambiar.

Comentarios4

  • JAVIER SOLIS

    Qué bonito mi amiga, recuerdos que adornan el alma, ummmm me hubiera gustado estar allí ji ji ji
    Con cariño
    JAVIER

    • Lidia

      Jajaja, amigo, no estuvistes allí, pero estás en mi amistad que te aprecio con el valor de amigo. Gracias querido por tu comentario que siempre me agradan. Un fuerte abrazo.

    • Fabio Robles

      Un poema rítmico y que va desarrollando etapas de un amor que al final no tiene un final feliz, pero en su momento se vivió con intensidad. Muy bonito , Lidia, saludo afectuoso

      • Lidia

        Muy lindo tu decir en tu comentario amigo, me da placer saber que tu me digas esas cosas porque se que conoces de poesía y me lo dices de veras. Gracias y te mando un fuerte abrazo.

      • Yamila Valenzuela

        Ese primer amor que siempre deja huellas y que sirven en el futuro para alivias penas.
        Bonito poema mi querida Lidia, por su contenido y ritmo.
        Apapacho!

        • Lidia

          Gracias querida por tu lindo comentario, Si ese amor de adolescencia era lo mas bello, porque no había tanta malicia ni interés digo, en mis tiempos porque la vida ha cambiado y ese romanticismo inocente, se ha cambiado por el sexo. Un fuerte abrazo.

        • Ma. Gloria Carreón Zapata.

          Que hermosa es esa etapa de nuestras vidas, el primer amor nunca se olvida y vive por siempre en nuestra memoria, aunque te diré que pienso que sólo es fantasía, yo conocí el verdadero amor a mis cincuenta años, me enamoré como una adolescente pero con madurez. Que bello es leerte amiga. Te abrazo desde México.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.