Eduardo Contreras Contreras

Mi amante, mi niña.


Mi amante, mi niña.
Mi amante, mi niña. Fuimos infieles
queriendo a escondidas.
Mi inerte ser yace entre traidores.
Cegado por la ira del Caín camino entre esquirlas
de carne y hueso.
Mil demonios llevo dentro.
Soy su jaula ellos mis animas. Beso
tu vientre y abrazo la muerte. Recorro
en mi ser el abismo de mi interior; Refugio de mi alma.
Mi amante mi niña. Fuimos infieles
queriendo a escondidas.
Inerte mi fe te encontré y te adore. Fuimos mártires
amando a escondidas.
Mi amante mi niña
salí de tu cuerpo tan solo para probar tus dulces labios
soy tu alma. Mi amante, mi niña
siento tu dolor pues estuve en tu piel. Veo tus ojos
ahí es donde me refugio cuando pierdo la fe.
El fruto de tu vientre sera un cuervo, ves que la vida me llevo a pagar mis pecados.
Escritor; Mind Of Osiris.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.