Adela Soto Alvarez

SANGRANDO

 

Mi entidad va dejando

Su asidero

Enclaustrando ideas

Paganas o no

Incluyendo las del amor

Y el disfrute

Solamente por cumplir

Lo prometido

No queda tiempo

Se derrite el azogue

 

El rostro se pone agrio

Con un montón

De líneas

Agudas

Sombrías

Que no inspiran a nadie

No queda lozanía

Ni en los aleros más profundos

Solamente un rictus amargo

Por el paso perdido

Cuando andaba suelta

Volando entre ramas y pastizales

Con la soledad colgada

Disforme es el recuerdo

Cuando se apodera de mi sexto sentido

Duele como daga

Sangra noche a noche

Silente

Pero sangra

Tomo tu mano

Como inanimado objeto

No sale ni un respiro

Tampoco un leve movimiento

Es tú mano

Tibia

Colgada de tu cuerpo inerte

También sangra

Dentro de mí

Beso tu mejilla

Tus labios inmóviles

Y continúo sangrando

El mutismo anida en primer plano

Tú y yo sobre el lecho pálido

Pálido el deseo

Tal vez ni pálido

Un graznido sale de tu pecho

Vacía el mío

 

Comentarios1

  • JAVIER SOLIS

    La vida es un escenario de actuantes sombríos
    el amor es un aliciente para seguir viviendo
    El silencio habla con labios inmóviles
    y sangra el graznido del pecho,

    Bastante filosófico y hermoso
    Con cariño
    JAVIERA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.