Yulieth97

Ya Lo Pense Bien.

PIENSA BIEN LAS COSAS, PIENSA BIEN QUE ES LO QUE QUERES… son palabras que me escribe a diario, frases que repite solo de labios hacia afuera, porque en su corazón, solo quiere que no piense nada y lo mande todo al carajo por él, y con el… pero claro, debe ser fuerte, debe tratar de persuadirme, eso es lo que se hace con quien se ama, y es que aunque no lo haya dicho aun, por miedo o confusión, sé que lo hace con la misma intensidad que lo hago yo.

Lo que él no sabe, es que cada vez que pienso en lo que quiero realmente, solo se viene el a mi mente. Sin un porque, sin una fecha o un lugar específico, sin un plan de escape a seguir en caso de emergencia, sin una salida alternativa, solo pienso en él. Y es que así lo quiero, sin tantos planes, sin tantas opciones, sin preocupaciones o limites que nos detengan, así lo quiero, porque así es el... No conoce barreras, no acepta un no por respuesta, no se queda esperando a que el destino escriba su historia, él es un hombre, en toda la plenitud de esa palabra, él es un maravilloso hombre. No es de esos que espera a que la vida le escriba la historia, el busca papel, lápiz y acuarelas y empieza a dibujar la ruta que desea seguir, el no espera, no acepta un término medio, con él es todo o nada, y las personas así, son las que aman más bonito, porque al hacerlo lo entregan todo.

Y esta no es una carta para repetirle una vez más lo mucho que lo amo y como ha cambiado mi vida desde que él está aquí, conmigo, a mi lado… esta es una confesión de cómo lo ven mis ojos y lo mucho que mi ser lo admira por ser como es, por ser tan humana y perfectamente él mismo.

Quisiera poder decirle cada mañana que creo en él, que aunque no veo nada y no me pueda ofrecer mucho, creo en él y le tengo fe, le tengo fe a  sus sueños, a sus planes, a sus metas; le tengo fe a sus ganas de progresar, de avanzar, de triunfar… le tengo fe a su fuerza de voluntad, a su resistencia ante cada problema, le tengo fe a él. Conmigo o sin mí, aunque prefiero en esta o mil vidas más, que sea conmigo. Y pensando bien las cosas, como el me lo pide, solo pienso en que él es lo que quiero, y eso, eso no tiene vía de escape, ni contradicción alguna. Y si estás leyendo esto, amado mío, ya lo pensé bien, eres tú lo que quiero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.