Eduardo Contreras Contreras

Infieles


No supe ver el mal escondido debajo de tus pieles.
Eres el desdén de una mustia musa; Lejos de ti aumento esta hiel en mi inerte ser.
Camino libre en este páramo nublado. Tu amor se marchito entre infieles.
Ves mis ojos tristes llorando por ti cariño, volver a volver
a tus brazos es caer al pecado mas placentero.
Tu, tu eres la soberbia de la palabra musa, eres el ángel con el que desnudos
entre mantos de terciopelo rozamos y besamos nuestros cuerpos. Ella curo
mis heridas, renació mi cordura. Rozando nuestros labios
nuestra locura la vuelvo mía. En mi cuerpo laso
conservo tu anima querida, pues en cada beso te arrebataba el alma.
Fuimos infieles, amantes de tiempos amargos, beso
el recuerdo que mi fe de ti creo dentro de mis sueños dama.
Fuimos infieles, amantes de tiempos amargos.
Escritor de los versos anteriores; Eduardo Contreras.


Eres fuera terrestre,
del desastre entre mis brazos,
y que en silencios,
se debate una sola espera,
dame el calor,
dame el dolor,
el que conlleva una amarga desolación,
que con pasión,
se me dió en el corazón,
una sutil esperanza,
la que hoy lanza,
una advertencia,
como la presencia,
como la espera de una manera,
en ver la ilusión ente infieles que somos...
Zoraya (EMYZAG)


Infieles, eso somos, buscando satisfacer nuestros deseos en la cama de alguien más dejando la nuestra vacía, poniendo excusas para pasar tiempo con el segundo amor de nuestras vidas, culpándonos y engañándonos en vez de simplemente dejarnos, ¿a qué estamos jugando?


A ese juego tibio que se abandona lejos,
a ese palpitar que regodea el tiempo,
A sembrar más dudas en tu pensamiento,
a perseguir la noche disfrazada de intentos.
A reanudar el verbo que se conjuga a veces,
y a crear un gesto de amar huyendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.