MAQUIAVELICA

Trozos de algodón

 

Creo que estoy en el momento en que todos los recuerdos vienen todos a la vez, las ventanas están abiertas y entra tu esencia ondeándose con el aire, mi corazón está abierto. Cada una de mis palabras tiene eco en los silencios que quemaron el alma, se incendió el amor y fuimos expulsados del paraíso, el amor en si fue una condena donde ambos fuimos exiliados y olvidados, pero ahora vives en mi de tantas maneras distintas estas en los minutos y en esas horas que se congelaron, en mis versos que te dan vida uno a uno; en los recuerdos tiernos y es que te veo en mis sueños, desde lejos observo cuando tu duermes y solo tu respiración de vida se siente alado mío de la cama, tan cansado es este  momento que se convierte en círculo vicioso, entre el suicidio y el delirio, mi alma vive atrapada,  no puedo quitar tu imprimación en mi piel, de punta a punta puedo notar el miedo que nos detiene, nos ha podado desde la raíz, desde los brazos y hecho morir toda la sensibilidad de sentir; ¿Que hacemos el uno sin el otro?, ¿El apego solo es mío?  no me gusta la respuesta que mi fe aún cree y pide que todo esto solo sea un mal sueño; intentando correr con la velocidad que tiene tu sangre, cuando tu corazón la bombea con tanta fuerza, no puedo alcanzarte no puedo ver tu luz, cuando todo el rumbo se comienza a poner en total oscuridad, estoy tan frio en este invierno que castra nuestros sueños los hace agonizar, el frio me paraliza, por favor deja que me quede bajo tu piel, deja que me humedezca los labios para quitarme la sed, déjame vivir un tiempo en tu sonrisa, luzco tan rebelde y tan terrible que no se decir quién soy ahora, solo sé que es el momento de paralizar el alma, de que muera el espíritu, de que el corazón se detenga, como pronunciar tu nombre si me quema la garganta, como hacer que mi corazón  deje latir tan aprisa cuando te respiro, o cuando un recuerdo se instala y no se marche, dios mío como puedo tener cuidado cuando todo el camino está lleno de fuego y soy un trozo de algodón, pienso que cerrando mis ojos mi alma pueda expulsarte y descamándome la piel, pueda parar de soñarte, nunca debí invocar el amor, ni llenar mis veranos con tus historias, pienso que fui parte del problema que me retiene y tu una respuesta que no alcanzare, habrá consecuencias que griten en los delirios de las noches que no tenga lunas, hay juegos que están diseñados para perder, hay riesgos y trampas diseñados para los amores pasionales y otros más que llenan el ego de los amores tiranos y perversos, la vida es un dejavu donde sin buscarte te encontrare, en otro tipo de piel, en otro cuerpo diferente, pero tus ojos ardientes siempre te delataran, yo cuando escriba sobre mis diarios tu recuerdo siempre saldrá a la luz, y noche con noche tu sonrisa se dibujara en mis labios al soñarte, con cuidado y re silente, sellare mis palabras  para que no tengan la imprudencia de desearte cada noche en que te hagas presente…..

 

 

 

 

 

 

 

MAQUIAVELICA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.