Matias 01

NADIE COMO TU

¿Sabes? Nadie viaja tanto al alrededor

y dentro de mí,

como aire desquiciado con memoria,

revoloteas e inventas uvas

para la luz inmóvil del ayer;

Nadie como tu viaja en la cima de mi larga sed

ni me desnuda con los ojos cerrados

cuando estoy perdido,

nadie hace de mis brazos serpientes

cargadas de lujuria en la oscuridad

cuando estoy a punto de llorar;

¿Sabes? Nadie más tiene tus huellas en mis ojos,

nadie más se ha quedado en mi alegría.

 

Vienes a mí, con algo más que tu cuerpo,

con olas voluptuosas

que se encrespan en el frío,

y todos los caminos se mueren sin nacer,

en un instante colmado de sed;

Vienes con tu alma,

esta noche en que la luna lacerada se oculta

detrás de lóbregas nubes

cargadas de aguacero de dolor;

Vienes con algo más que la vida,

con el efímero placer de la esperanza,

sin la cual, la muerte

no tendría sus dientes de lobo escarnecido 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.