matias.p

Solo tú.

Dormite en tu pecho

Me recosté a tu lado

Sentí tu calor

Observe tus manos

 

Cerré los ojos

Olí tu perfume

Escuche tu respiración

Y encontré la calma

 

Sentí tu caricia en mi cabello

Tus labios en mi frente

Tu mano en mi pecho

Y el latido de tu corazón

 

Me desnudaste y te desnude

Recorrí tu piel con mis besos

Apreté tu pecho contra el mío

Y te abrase como si no volvieras

 

Te leí en la intimidad

Me escuchaste tras el ruido

Abrumaste mi corazón

Con solo observar lo frágil que soy

 

Recalque que no te quiero

Pues no te poseo

Recalque tu libertad

Pues eres libre de marcharte

 

Recalque que me gustas

Pues me elegiste a mí

Dentro de lo cuántico

Y me hiciste tu compañía

 

Tomaste mi rostro

Como quien con su manos

Sostiene un poco de agua

Y lo acerca a su boca por sed

 

Domaste mis demonios

Y hoy parecen mascotas

Redujiste mi dolor

A solo un bombillo negro

 

Le sonreíste a mi madre

Y ella te sonrió a ti

Me entregaste tus risas

Y las atesoro en mi hipocampo

 

Hoy estas cuando soy incapaz

Cuando me vuelvo pequeño

cuando me consume el temor

y sigues estando cuando te alejo

 

Ven!!! Por favor ven!

Pues mis brazos te extrañan

Mi cuerpo grita tu nombre

Y en mi mente no se habla de otra cosa

Que no seas tú, tu y solo tú.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.