Ben-.

Sombras-.

Has rotos los cauces

de qué te asombras,

rumias tus tristezas

como las sombras que te

quedan. En el nogal,

y en el laurel de invierno,

todavía crecen semillas,

aves de un calor inmenso.

Sobre los aleros, en los latidos,

ningún dios los ha vencido,

mis manos buscan bajo tu ropa.

El pecho suave, la caricia entre

las sábanas y el escondido tumulto

de tu pelo-.

 

©

 

Comentarios1

  • Carlos Armijo (Quijote del Zodiaco)

    este...no encontr├│ ning├║n bichito entre el pelo amigo Ben...???

    • Ben-.

      Jaja, no, no lo creo, un saludo Carlos!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.