Antonio Balgal.

El terrible orgullo.

No hay defensa capaz que pueda detener los embates furicos del orgullo,

ni fuerza capaz que pueda darle curso diferente,

pues esa es la voluntad inflexible del que se siente menos, del que se siente golpeado,

del que se siente emocionalmente mancillado.

Solo se puede esperar a que caiga la tormenta y que el caos nos invada.

Al final...

somos solo simples seres humanos.

 

Comentarios3

  • Alexandra L.

    Interesante tema nos compartes, el orgullo, sentimiento que solo la humildad puede hacer reaccionar. Placer leerte Antonio.

    Saludos, feliz día, Alex.

    • Antonio Balgal.

      Hola Alex.
      gracias por tu tiempo.. el saber que te ha interesado llena mis expectativas… eres muy amable!

    • alicia perez hernandez

      SIN DUDA ES NADAR CONTRA CORRIENTE ANTE UN ORGULLOSO NUNCA CEDE A LA RAZÓN Y ES POR PURO ORGULLO.
      SALUDOS PAISANO

      • Antonio Balgal.

        totalmente de acuerdo querida Alicia.
        el orgullo muchas veces, si lo dejamos avanzar, nos nubla la razon
        y Podemos hacer cosas que despues " ay dios"
        andamos por alli llorando por las esquinas.

      • Ma. Gloria Carreón Zapata.

        Bellos y reflexivos versos estimado autor. Bendiciones.

        • Antonio Balgal.

          Gracias una vez mas por decir presente en mis sencillas letras
          mi privilegio es tenerte por aca querida amiga y paisana.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.