ricardoventura

La rade

Vas llorar después de decir que no, tendrás que regresar, regresar y pedir perdón, por los días normales, las sonrisas mentirosas y las falsas mariposas, en el mismo estómago en donde alguna vez estuvo mi amor.

Tendrás que dejar ir el color, de tus ojos con sabor y labios de caramelo.

Tendrás que empezar a luchar, porque quieres y porque quiero, y porque así funciona el corazón, de los que rezan al señor, para agradecer y no pedir, de los que saben sentir y sentirse mejor, a pesar de lo peor, que todos escondemos bajo la carne, el gran panal y el enjambre de lágrimas y dolor.

Tendrás que reír y cantar en las cortinas, después de quitar las ventanas, de ver hacía el mañana, llorar cuando la campana, suene y te diga "para vos ya no hay recreo".

Tendrás que amar lo que amo, ver lo que veo, creer en lo que creo, llenarte de paisajes malos y feos, aprender a pintar con palabritas, dejar que fluyan tus manitas, dejarte llevar por la canción, correr por la revolución, besarte con pasión, amar lo que amo, ser quien yo creo, es la persona que merece vivir bailando, bailando y recordando, quien eras antes de mi.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.