Guardian de almas

Palabras

 

 

Podrás mostrar mis palabras

Mis escritos, mis estados

Pero no podrás dar fe de

Que significo ese momento,

Solo son símbolos armonizados por un idioma

No dan cuenta del contexto

De su procedencia

De su intención.

Cuantas veces han muerto mis palabras

Años enteros enterradas y olvidadas

Y un día de la nada

Resucitan, descompuestas de tanto encierro

De los primeros escritos no queda nada

Algún recuerdo olvidado

Alguna libreta, cuando se escribía en papel

Estas palabras que salieron de su sepulcro

Llevan el peso de los años

La dureza de los fracasos

La tristeza de las traiciones

- ¿Por qué renacen? -

 - ¿Por qué se niegan a morir? –

- ¿Serán parte de mi existencia? -

Sin repuestas para justificar su presencia

En estos momentos

Me condeno a escribir

Sin poder decir que

-no-,

Siendo esclavo de su antojo,

se su insaciable necesidad de

plasmar con letras lo que oculta

mi corazón

-mi alma-

hasta yo dudaba que aún existieran

estas palabras que como zombis

se niegan a morir

y quieren comer cada instante de mi tiempo

renacieron…

- Por ti-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.