Pop Lainez

Aurora y Ocaso

 

Un poco de infierno
Se ha quemar en el cielo
Por eso son bellos
los amaneceres y atardeceres.

Así justificarían
el Sol y la Luna su lujuria
Para saciar su asintótica
utópica sed libidinal.

Mientras
Los ángeles aprovechan
Su orgía
En cada penumbra y ocaso.

Las nubes
Cómo cortinas de humo,
Ahogan los gritos
Del firmamento.

Así tus ojos y los míos
Se quedan mudos de apreciar
tal majestuosa pintura,
Obcena obra de arte.

Todo es poesía,
pecado y duda...

3/12/2019, 8 kawoq
2:06 am
P. Lainez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.