FELINA

EL PAÑUELO QUE MIS LÁGRIMAS SECÓ

EL PAÑUELO QUE MIS LÁGRIMAS SECÓ   ¡En dónde estaré con mi amor mañana!

¡En qué otros brazos rudos, estaré!

¡En dónde estará prendida mi esperanza...

y mi corazón de azúcar, en qué pecho latirá!    

Mis ojos están cansados de llorarte,

mi alma se cansó de tanto amarte,

el pañuelo que mis lágrimas secó,

ese pañuelito al mar cayó...    

Yo quiero que las olas se lo lleven

y el mar lo entierre en su profundidad.

No quiero tener yo tu recuerdo,

si hace mucho te encargaste de olvidarme.    

El corazón que te ofrecí, lo despreciaste,

lo despreciaste, por el miedo de amarme.

Abriré la ventana de mi alma,

para que entre el sol a calentarme.    

No quiero este amor sin calma,

no quiero un amor que se pierde en el olvido,

una flor en el fango no florece,

fue allí, donde tiraste el amor mío.    

No quiero recordar que yo te tuve,

esa sombra negra la quito de mi vida,

mientras yo te entregaba el alma mía,

tú a mi espalda con otra te reías.  

Felina  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.