Alexander Vortice

Digno de estúpidos reyes

Guiso de gusanos, ira comprimida, verde en azul,

maestro inolvidable, hábito de tenerte ante mí,

la gracia de Dios en palabras insolentes,

máquina del tiempo sin reloj, demasiado frecuente,

artefacto del porvenir en la que no existe la malicia.

 

Potaje de ojos subyacentes, pan de gusanos,

jactancia que ya es soberbia, núcleo de la explosivo

que detonará con el BOOM! y el CLACK!

de la política que nos venden a modo de vil metal.

 

Estofado humano, somos, tácitamente, una pizca

de agua que se hizo universo y muerte inmediata;

somos aura intoxicada por nuestros actos,

somos el hilo que asciende y fractura la esperanza

del hermano que nos tiende su trémula mano.

 

…Somos, fatalmente, un traqueteo preciso;

y tenemos por norma coleccionar

billetes omnipotentes

 para acabar pagándonos un réquiem

digno de estúpidos reyes.

Comentarios1

  • huertero

    tremendo surrealismo en este sociopolitico
    estoy leyendo a Dali en tus letras en serio!!!!!
    hábito de tenerte ante mí,
    la gracia de Dios en palabras insolentes, AMIGOS

    Feliz dia del amigo!!!!!!!!

    • Alexander Vortice

      Gracias por tu comentario, amigo Huertero... Te aseguro que no merezco tanto, un abrazo enorme!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.