Ben-.

No hay vuelta atrás para mí-.

Camino solitario bajo la lluvia

ya ningún abrazo ni ninguna sonrisa

calientan mi alma ni mi cuerpo.

Los pedestales que antes me sostenían,

han sido demolidos por un tremendo viento,

que me acoge en silencio, llevándome lejos.

En la oscuridad, veo los ojos de otros,

antiguos compañeros que trabajaron

codo con codo conmigo, a mi lado.

En la oscuridad, como relámpagos,

veo sus ojos, tristes y cansados.

La soledad hace mella en mi viejo cuerpo.

Yo también estoy triste y cansado.

Las estrellas recorren cada noche su camino.

No hay vuelta atrás para mí.

 

©

Comentarios2

  • Coty

    Quizás no hay vuelta atrás, pero sí hay impulso hacia adelante, hay entusiasmo. A veces ver hacia atrás provoca tortícolis. Que los nuevos caminos sean emocionantes!!

    • Ben-.

      Así es, Coty, un saludo cordial!!

    • Texi

      ¡¡Ánimos y siempre adelante!!
      Abrazos

      • Ben-.

        Gracias Texi, disculpa la tardanza, un abrazo!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.