migreriana

Me pierdo entre tus piernas

                             Donde me pierdo estás,

                             en mi pequeño desván,

                             devanando el torbellino

                             que te trajo hacia mi cuarto.

 

                        En mi inexplicable tormenta

                       hundiendo tu sabor, hasta sentir

                       un nosotros y escucharte la voz

                       conjugando los latidos de mi ágil corazón.

 

                       Y me pierdo entre tus piernas.  loco amor

                       que conoces los vaivenes del  derroche de pasión

                      Y me hago huella y te quiero puerto.

 

                      Y a veces llega a mi pensamiento,

                      como por sorpresa todo ese recuerdo,

                     Un lunes o un martes hecho prisa y cielo.

                     

                                         



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.