pani

OTOÑOS DE AGUA...

 

Cae la lluvia en los cristales

como escuálidas acequias

desligadas por la brisa...

lánguidos dorados, azules sombras...

en los jardines reclinados por la nieve,

 

y entre sándalo humedecido

de abandono...

la cálida estrella

se nos anuncia insatisfecha,

 

en la esperanza

desamortizada...

por su lánguido presente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.