Hermógenes L. Mora

Entre los sueños y la corrupción



Entre los sueños y la corrupción


¿ Será que un día conoceremos la libertad?
¿ Será siempre el sueño de los oprimidos?
de los que hemos perdido la felicidad,
por confiar en hombres que fecundan la maldad
y se gozan en el padecer de los afligidos.


"Las ratas se sientan en el parlamento,
las ratas hoy tienen muchos seguidores"
mientras las masas tienen fatal padecimiento,
mueren a raudales a falta de agua y alimento;
si se sublevan, les catalogan de traidores.


¿ Será que un día conoceremos la libertad?
¿ Será siempre el sueño de los oprimidos?
de los que hemos perdido la felicidad,
por confiar en hombres que fecundan la maldad
y se gozan en el padecer de los afligidos.


A tientas va el futuro de la juventud,
sin esperanzas, con la fe muerta en el porvenir
y es que la esperanza tiene laxitud
y la fe está rebosando en la senetud
cansada de esperar, de vivir y de sufrir.


¿A donde, a qué lugar irán a parar nuestros sueños?
despertadme poetas de esta pesadilla,
donde no le encuentro fruto a mis empeños.
Almas trustes, corazones tristes, falsos rostros risueños,
voces silentes, siempre al margen , a la orilla.


¿ Será que un día conoceremos la libertad ?
¿ Será siempre el sueño de los oprimidos ?
de los que hemos perdido la felicidad,
por confiar en hombres que fecundan la maldad
y se gozan en el padecer de los afligidos.

Ver métrica de este poema


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.