Catelgood

Cosas De La Edad...



Nunca supe el porqué de tus manías…

Tampoco pregunté mucho al cabo

Barrer de noche, guardar un clavo,

Besar antes de tirar la comida fría

Comer doce uvas justo en el minuto

Rociar un balde de agua en la acera

Entrar en la casa, maletas en espera

Y luego de la cena, las sales de bismuto

 

Yo sólo te seguía los pasos, divertido

Mientras colgabas ajos en la puerta

Te veía deambular de noche, despierta

Murmurando mil palabras sin sentido

Anotarte en cada sorteo del selecciones

Sin haber ganado nunca cosa alguna

Coquetear todos los días con la fortuna

Y la jarra sin café, más llena de cupones

 

Sabes que estás loca… ¿no es verdad?

Te dije más de una vez, durante un beso

Y tú sonreías, nunca nada más que eso

Y volvías a la carga con alguna novedad

Hace un año que soy cuerdo y nada más

Sin sorteos, cupones, manías, nimiedad…

Y yo supongo, que serán cosas de la edad

¡Pero extraño tu locura, desde que no estás!

Comentarios2

  • Rosita de Mendoza

    Es un precioso y muy sentido poema. Un saludo cordial.

    • Catelgood

      Gracias, Rosita... El honor de su vista, sólo lo iguala el placer de su lectura. Muchas gracias

    • María Isis

      Escribe la pluma que obedece el sentimiento del alma, y cuando llegan las enfermedades, la pluma tiembla y se desahoga en cada palabra.
      Un saludo le envío cordial.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.