Rock Blood

Por iguales


Adictos a vicios que nos condenan al vacio,
A diferencias indiferentes que rotan en la ruleta de la igualdad.
Dónde cada cual dice ser único.
Pues el ego es el mayor de los pecados consentidos.
¿Y qué hacer si se ha perdido?
¿Luchar o huir en lo aprendido?
Cogeré mis atributos y me marcharé.
Sin creer ser único.
En mi parecido omnipresente al resto de la humanidad,
Me marcharé.
Para descubrir si en la huida encuentro algo diferente.


Ha pasado tiempo, tus pupilas detestan las mías, crucifiqué el pequeño amor que aún sentías, me destruí solo, ahora no estás en mis días, no apareces en mis sueños. Sé que no me recuerdas con cariño, sé que no quieres hacerlo, sé que quieres alejarte y no saber de mi, sé que tus besos aterrizan en otras bocas, sé que ya mi presencia ya no es bienvenida entre tus brazos, sé que tus manos no anhelan pasear junto a las mías. Solo queda culpa, solo queda dolor. Mi corazón está herido de angustia, nada mejorará, nada, absolutamente nada está completo si faltas tú.

Comentarios2

  • Amalia Lateano

    Habrá algún nombre para la ternura
    que siempre te recuerde.
    Mirada que se pierde
    O que te nombre.

  • ADUV .

    El ego es un pecado ?
    no lo creo y me parece muy buen Poema el primero .



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.