Ludvaldo

LOS PECHOS DE LA CUBANA (soneto)

Del ébano africano la negrura

tus pechos tienen, tórrida cubana,

salvo su doble punta, que la grana

más roja y que el diamante igual de dura.  

 

Tus pechos al azúcar en dulzura

superan, caribeña casquivana,

y curan mi tristeza y mi desgana

de cuerpo y mente con su ardiente cura.  

 

En ambos me recreo y me acaloro,

en ambos de tu charla pierdo el hilo

así como el oremus y el decoro  

 

y en ambos yo derramo todo el nilo

blancuzco de la cálida corriente

viscosa y torrencial de mi simiente.  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • claudio ramirez vasquez

    Hermosos versos volcánicos que llegan al paroxismo., Ludvaldo .

    • Ludvaldo

      Muchas gracias.

    • Rous B

      Sencillamente Exquisito

      • Ludvaldo

        Muchas gracias.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.