Walter Trujillo Moreno

QUE PENA QUE PIENSES COMO PIENSAS - BOLIVIA LLORA -



La Wiphala se la vuelve a pisotear
después de haber ganado un lugar de honor
se escribe en las paredes consignas indignas y racistas,
“fuera indios de mierda”,
“viva la Biblia y la bandera boliviana”
se defiende valores  y colores que representan a la minoría
valores y colores ajenos a la razón e identidad.
La derecha extrema provoca dolor y lágrimas de sal y sangre,
lágrimas incontenibles, amargas y difíciles de olvidar
ahora los salvadores de Bolivia serán el F.M.I.,
qué pena me da y eso me causa una risa helada.

 

Qué pena que pienses así,
cuando se destruye la Wiphala,
se persigue dirigentes,
se castiga a la gente por ser pobre y diferente,
se traiciona un país que le costó siglos
estar representado por la mayoría.


Que pena que apoyes tendencias racistas y nazis,
en pro de un grupo pequeño que odia su pueblo y su gente.


Qué pena que existas y te despiertes,
 creyendo que  Bolivia con los Nazis tendrá futuro.


Qué pena que te hayas olvidado de la década nefasta de los setenta,
apoyes indirectamente al dictador anticomunista Hugo Banzer Suárez,
su lujo fue pisotear los derechos humanos,
endeudo al país,
perpetró la corrupción y
legalizó el hambre y la miseria.
Lo paró, lo frenó, lo derrocó una huelga de hambre,
 la lucha incansable de los mineros,
y líderes como la activista Domitila Barrios,
quien fue torturada  y mancillada,
producto de esa violencia inhumana
 pierde a su crio.

 
Gracias al plan cóndor Banzer:
 Alfredo Stroessner, Agusto Pinochet,
Jorge Rafael Videla, João Goulart,
 pupilos de la escuela de las américas,
asesinaron a miles de patriotas
 y progresistas  bolivianos y latinoamericanos,
por haber cometido el delito de soñar en un continente progresista,
libre y soberano,
donde la mayoría tenga mejores días y noches.


Qué pena que apoyes un golpe de Estado innecesario,
donde el ejército y derecha demuestra su decadencia
 y sus verdaderas intenciones.


Qué pena que quieran regalar los minerales a EEUU y Europa,
a cambio de migajas y favorcitos,
en vez de utilizarlos a favor del progreso,
desarrollo de Bolivia
 y beneficio de la mayoría.


 Que pena que te falte sensibilidad humana,
solidaridad humana
 una perspectiva humana
de ver a Bolivia y su gente de manera humana.


Qué pena que apoyes aquellos que odian tu país y tu gente…..

 

Este poema lo escribí inspirado en la lamentable posición racista e indigna,
recreada en el siglo XXI, se defienda a un puñado de sinvergüenzas con ínfulas de poderosos e instintos inhumanos, que se han hayan olvidado la barbarie y corrupción y desorden que sembraron los políticos de derecha por más de 2 siglos

Por Walter Trujillo Moreno, Noviembre 2019

Comentarios2

  • Santiago Esquivel

    Un abrazo amigo. La lucha nunca termina. Mucha fuerza para ti y para tus compatriotas.

  • Lucy Shines

    Así es, es una pena q haya una parte del pueblo q apoya el golpe de Estado en Bolivia, pero leí q se está organizando la resistencia en El Alto y espero q no les resulte fácil destruir tantos logros y derechos conquistados para el pueblo, especialmente el nativo, siempre ignorados y postergados y esclavizados- Tantas conquistas no pueden caer así, sin pena ni gloria- Acá, en Argentina, hay sectores q repudian el golpe mientras otros lo justifican, pues la sociedad está muy dividida- Está bueno tu poema- denuncia, saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.