Adela Soto Alvarez

ETERNO GRITERIO

Todo duele

Hasta el traquetear

De cada vértebra

No ha llegado la hora

Pero me hundo en las olas

Amarillentas y voraces

Renuevo con mucho celo

Este cuerpo en pleno ocaso

Intranquilo aun

Soñador

Esperanzado

Loco amante

 De las cosas pequeñas

Que caben en mi eterna

Pubertad

Y no quieren morir

A pesar de los fogonazos

Y las fauces de los buitres

Por eso algunos me ven

Locuaz

Acariciando las serpientes

Algunas veces cuelgo

De los gajos afanosos

Cruzo por encima de las blasfemias

Me transformo en fuego

Otras en lluvia

 Asustando a los réptiles

Ambidiestros

Que nadie puede descifrar

Si apuestan a la derecha

O a la izquierda

A veces pienso con las orejas

Otras con la ramificación

De los complejos

Que no cambian de estación

Y sudo esmeraldas

Acuadrilladas

Que perturban la respiración

Solo así es que regreso

Cabalgando sobre la bruma

 Con el rostro cubierto de medusas

Incandescentes

Veo mis manos sujetas a la nada

Tengo sed

No encuentro el agua

Solamente veo muros

Y más muros

Hipocresía

Moho

Y un rostro apagado

Que cópula

Con murciélagos perversos

Atascados y sin salida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Luzbelito

    Fue un placer inmenso cruzarme con sus letras.
    Saludos cordiales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.