Enrique Dintrans A.

GUITARRA Y MANDOLINA



GUITARRA Y MANDOLINA

A veces yo siento el asombro
palpita muy dentro del alma
sentires vagando difusos
arpegios en calma guitarra.
¿Quién sabe de dónde han venido
las notas divinas que abrazan?
Los ríos que nutren mis bosques
las fuentes de cisnes y garzas:
A veces yo siento el asombro
arpegios en calma guitarra.

¿Conoce la niebla el suspiro
la rosa en la dulce alborada
que canta en la verde pradera
al son de las santas campanas?
¡Ah, que baile la mandolina
brotando en los rayos del alba!
y las golondrinas anuncien
el gozo de toda abundancia.
¿Conoce la niebla el suspiro,
al son de las santas campanas?

E.D.A

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.