Catelgood

Pretextos...



So pretexto de saber de ti, te vigilaba

Con pretexto cuidarte, te tomé la mano

Y pretextando en mí, un deseo malsano

Alguna noche, te destrabé mi aldaba…

 

Era pretexto, el libro que te comprara

Para tocarte las manos, concupiscente

Y era falsaria, mi proposición decente

De revisar sus letras tras la mampara

 

Era pretexto columpiarte, en el parque

Para tocarte por la espalda y la cintura

Y capturar en el vuelo, tu hermosura

Y hacerme la oportunidad para besarte

 

Era pretexto, mi petición en un murmullo

Para invitarte a ver el alba en compañía

Y, con el pretexto salaz, de hacerte mía

Pues, quedé así… irremediablemente tuyo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.