MAQUIAVELICA

DESTINO

 

 Ruido en el fondo de mi alma,

Lamiéndome las heridas con fuego,

Con armas de hierro y miradas que queman

Las flechas son soltadas mi cuerpo desnudo

Sonando con vos de trueno grito sobre la tristeza que me llena,

El filo de este inmenso silencio corta y desuella la piel trémula

En el interior en lo más profundo de lo que el alma guarda,

Un intento pasivo de mi corazón, me exige que me detenga

Pero como detener el destino, el futuro que agoniza en la mirada

No puedo liberarme de las esposas que me atan, me destrozan las alas

La sangre corre tan aprisa los latidos del corazón se desenfrenan,

Adrenalina que me quema y me hunde más en este deseo perverso

El olor y el aroma a muerte, impregnan todo este ambiente tétrico

Las personas están en cólera en tiempos de guerras frías,

No termina no culmina la maldad, no descansa su sed de posesión,

Mis labios se cosen, no pueden  implorar perdón mis rezos, no salen se pierden

Soy una fiera enjaulada, herida la demencia es invocada,

Inútil mente se puede pelear contra el destino que se marca

En una batalla que ya tiene sus víctimas.

 

MAQUIAVELICA

Comentarios1

  • María Isis

    Demasiadas víctimas tiene!!!
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.