Christian Obregón

Jugar A Las Muñecas

                         'La muerte no se olvida... ni se perdona', 
                                  consigna popular por Ayotzinapa.


Quiero que la muerte
me lleve a chingadazos
que me rompa las piernas
que me estruje la lengua
que parta en mil pedazos

mis clavículas

Quiero que la muerte pulverice
mis expectativas

batirme a duelo
mirarla a los ojos
sentarla en mis piernas
encontrarla insípida

y luego injuriarla

Escupirla
agredirla
dejarme ultrajar

a mansalva.

Quiero faltarle al respeto
a la muerte hasta que sangre
meterle el puño
por el culo

hasta la muerte

hasta que gima
hasta que aprenda
que no se mete uno
con mi sangre.

Quiero que la muerte
me lleve a chingadazos

Sentarla en mis piernas
sentarme en sus piernas

y luego

jugar a las muñecas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.