Al Duborg

Solsticio de verano

 

Él se sumerge en el horizonte

enciende el calor, apaga el frío

¿se llenará la luna de brío,

para alumbrar lo oscuro del monte?

 

Acariciando su cabellera

el susurro inunda la quebrada

la brocha es matiz de madrugada

y el amor adorna la pradera.

 

Abrazados de tierna mañana

embebidos por el dulce idilio

dos corazones son el concilio

 para perpetuar la raza humana.

Comentarios1

  • Sami Sanz

    Amén 🙏
    Muy bonito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.